Deuda municipal
jueves, 22 de marzo de 2012

Sánchez asegura que cada ciudadano y ciudadana debe 1.322 euros por la deuda del Ayuntamiento

Los socialistas advierten de que el Ayuntamiento adeuda 18 millones de euros a las empresas de 2012 que no están incluidos en la relación enviada al gobierno

El concejal del grupo municipal socialista Pedro M. Sánchez ha asegurado hoy que “cada ciudadano y ciudadana debe 1.322 euros por la deuda del Ayuntamiento” que, según ha adelantado, “se situará a final de este mes en 1.058,14 millones de euros”.

Sánchez, que ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre la deuda municipal, ha asegurado que estas cantidades son “producto de 20 años de gobierno de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, marcados por el despilfarro y el endeudamiento al límite”. Una situación que ha derivado en “el pago con retraso a las empresas y la falta de capacidad para invertir y generar empleo en la ciudad”, ha puntualizado.

Según ha explicado, “la deuda financiera del Ayuntamiento a 31 de marzo de 2012 se situará en 876,7 millones de euros a los que habrá que sumar los 181,1 millones que va a solicitar al Gobierno para pagar las facturas pendientes a proveedores”. “Sumando ambos conceptos, la deuda se situará en 1.058,14 millones de euros, lo que dividido por una población de 800.469 habitantes, el resultado es que cada valenciano y valenciana deberá 1.322 euros para hacer frente a la deuda generada por Rita Barberá”, ha argumentado.

Respecto al préstamo que solicitará el Ayuntamiento para pagar a los proveedores, ha llamado la atención sobre que “sólo incluye las facturas registradas antes del 1 de enero de 2012”, tal y como exige el artículo 2 del Real Decreto-Ley 4/2012. Por tanto, ha advertido de que en 2012 “seguirán creciendo los pagos pendientes”. Asimismo, ha anunciado que solicitará en la Comisión de Hacienda la relación concreta de las facturas que ha presentado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

De hecho, ha indicado que, a 29 de febrero, el Ayuntamiento “adeuda ya 18 millones de euros, de los que destacan 2 millones de gastos de funcionamiento, donde los proveedores son empresas de mantenimiento y de suministro de material limpieza o de oficina”, ha citado a modo de ejemplo.

Además, ha recordado que desde que en septiembre de 2010 se emitió el primer informe de morosidad el Ayuntamiento “ha pasado de 972,6 a 1.058 millones, lo que supone un incremento del 8,8 por ciento de la deuda”. Para Sánchez, esta incremento indica que el Ayuntamiento de Valencia “se muestra incapaz de cumplir sus propias expectativas, lo que nos hace ser muy pesimistas sobre que la gestión municipal mejore en un futuro próximo porque no ha cambiado la orientación política, ni los gestores”.


El Ayuntamiento no paga al día
En cuanto a las 3.313 facturas que el Ayuntamiento debía a proveedores a finales de 2011, ha precisado que “1.800 eran de un importe menor a los 6.000 euros, lo que desmiente rotundamente la afirmación de que paga al día las facturas inferiores a ese importe”.

Así, ha detallado que durante 2011 pagó “114 millones de euros de facturas pendientes, entre las que se incluyen algunas de 2005, 2007,2008, 2009 y 2010”. “Un ejemplo demoledor es que en 2011 el Ayuntamiento contaba con un presupuesto de 60 millones de euros para la limpieza de las calles pero de esta cifra tuvo que restar 21 millones para pagar facturas de 2009 y 2010”, ha indicado.

Sánchez ha remarcado que el “retraso sistemático” del Consistorio en el pago de facturas “tiene un efecto devastador en los proveedores ya que no pueden de ninguna manera programar sus ingresos, pero además supone un gasto en intereses de demora que acaban pagando los ciudadanos y las ciudadanas”. De hecho ha precisado que el 30 de noviembre de 2011, el Ayuntamiento “había pagado 5,5 millones de euros en intereses de demora” y ha puntualizado que desde 2006 la cantidad por este concepto “sube a más de 25 millones de euros hasta situarse en 33 millones en los últimos 10 años”.

Finalmente, también ha recordado que desde 2006 el Ayuntamiento ha pagado “más de 475 millones de euros por el sistema de reconocimiento de créditos, es decir, facturas en lo cajones”. “Nada indica que no vayan a seguir gastando sin presupuesto o sin el preceptivo expediente administrativo, que luego tendrán que legalizar a través de los expedientes de reconocimiento extrajudicial de obligaciones”, ha concluido.




Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE