domingo, 04 de marzo de 2012

La deuda municipal lleva un año desbordada por encima de los 1.000 millones

Desde que en septiembre de 2010 se emitió el primer informe de morosidad la deuda ha pasado de 972,6 a 1.080 millones

El concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Pedro M. Sánchez ha advertido este domingo de que la deuda del consistorio "lleva un año desbordada por encima de los 1.000 millones de euros" y ha precisado que el 31 de diciembre de 2011 se situaba en 1.080 millones.

En un comunicado, el socialista ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "tal y como anunció que haría con los malos gestores, empiece a adoptar medidas con respecto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá". De hecho, ha manifestado sus "dudas" sobre "la disponibilidad de Rajoy a compartir balcón con Rita Barberá".

"Si de verdad pretende exigir responsabilidades penales a quienes desbordan el presupuesto, se le acumulará el trabajo entre la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento de Valencia", ha ironizado el edil, que ha insistido en que el presidente del Gobierno "no vendrá estas Fallas a fotografiarse con los dirigentes 'populares' más manirrotos de toda España".

Sánchez ha destacado que Barberá ha hecho que la suma de la deuda con bancos más la deuda con proveedores "haya rebasado los mil millones de euros en diciembre de 2010 y se instalara en los 1.080 millones un año después", datos que se desprenden, según ha detallado, del informe trimestral con las obligaciones pendientes de pago que desde julio de 2010 todos los ayuntamientos deben publicar.

Al respecto, ha indicado que cuando se publicó el primer informe, en septiembre de 2010, el Ayuntamiento tenía 3.096 facturas que ya superaban los 55 días que exige la ley para su abono y que "sumaban 100,6 millones de euros que añadidos a los 872 millones de deuda financiera dan un total de 972,6 millones pendientes de pago". Además, ha continuado, "en diciembre de ese año la cifra llegó a los 1.012 millones, al sumarse 122 millones de euros pendientes de pago a proveedores con 890 millones de deuda financiera".

Un año después, a 31 de diciembre de 2011, el concejal ha señalado que el Ayuntamiento "debía la misma cifra a las entidades financieras, 890 millones, a los que hay que sumar 189.805.981,64 euros pendientes de pago a proveedores, lo que hace una deuda total de 1.080 millones de euros".

Así, ha recalcado que desde que en septiembre de 2010 se emitió el primer informe de morosidad la deuda ha pasado de 972,6 a 1.080 millones, lo que supone un incremento del 11,02 por ciento. "Salvo un escaso descenso de 5 millones entre el segundo y tercer trimestre de 2011, la deuda no ha dejado de subir cada trimestre", ha apuntado.

Además, ha aclarado que estos informes trimestrales "se refieren exclusivamente a las facturas que superan los plazos de pago que establece la Ley de Contratos". "Así, resulta que formalmente se reconoce como obligaciones pendientes las que han superado estos plazos, no todas las facturas pendientes de pago; es decir, siempre hay más facturas sin pagar de las reconocidas oficialmente", ha argumentado.

Sánchez ha explicado que la deuda de 189,8 millones que certificó el Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2011 se refiere a la suma de todas las facturas que llevaban más de 50 días registradas y no incluye todas las que hayan podido llegar al Ayuntamiento a partir de 10 de noviembre de 2011.

"Después de 20 años de Gobierno, no cuela que Rita Barberá le eche la culpa a los socialistas, ni al sistema de financiación local, que es el mismo que el resto de ayuntamientos que tienen una deuda menor", ha concluido.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE